Mi blog y yo solos en el mundo

pensando en la gente que ama las madalenas

No hay un camino para la paz, la paz es el camino -Ghandi-

Y entonces comprendí porque le llamaban

martes, noviembre 30, 2010

El viaje a Madrid.

Esto pasó hace unas semanas pero es mi blog y me follo el orden cronológico cuando quiero.

El otro día tenía un viaje reservado a Madrid para celebrar mi cumpleaños con la familia y esas cosas que hacen ilusión, el caso es que como era un viaje relámpago, salir un viernes y volver un domingo, tenía que salir desde el curro directamente lo que significaba ser previsor y preparar todo antes del viaje que si comida para los felinos que si la maleta que si un sitio para dejar el coche...

Lo de la comida y el agua no fue problema excepto por el hecho de que dejé un enorme cubo de agua en el baño y mis gatos son tan malas bestias que igual lo habían tirado y le había hecho una gotera al vecino tras tres días de goteo continuo.

Tampoco le dije nada a los vecinos, (aquello es un pueblo) y me preocupaba que alertados por la ausencia del coche llamaran a los hospitales o vete tu a saber.

Para dejar el coche tenia dos opciones o pagar 35€ en el aeropuerto para dejar el cacho o aparcarlo cerca de un tren e ir al aeropuerto en transporte público, como soy idiota opte por la segunda opción tras ver en la web de transporte público de Munich que había un parking de 685 plazas gratuitas al lado de una estación a 10 minutos del aeropuerto.

Ahora si me lo permitís os pondré los tiempos.

- Me quedan 2:30 horas.
El caso es que salgo cagando leches y me encuentro con un atasco de narices en el que mis dos horas largas de tiempo se esfuman cuando llego a la estación.

- Me quedan 1:10 horas.
El parking de 685 plazas deben haberlo guardado o yo no lo vi porque todo lo que había eran plazas de pago y con un máximo de 2 horas para dejar el veiculo.
Total que venga a dar vueltas hasta que encuentro un sitio en el que mi poderoso alemán me dice que pone que entre semana solo se puede aparcar 2 horas por lo que entendí que el fin de semana no habría problema pero no podía estar seguro.

- Me queda 1 hora.
El limite para subir al avión, eran 40, por lo que ya de los nervios voy corriendo a la estación y donde se suponía que solo debía haber dos miserables andenes me encuentro con 6... un poco nervioso ya decido pillar un taxi y que sea lo que dios quiera pero no tengo efectivo y el taxista dice que de ec karte nada que cash.

- Me quedan 55 minutos.
ale a buscar un cajero que afortunadamente no está muy lejos y saca pasta para pagar al taxista

- Me quedan 50 minutos.
tras un rápido viaje que me cuesta 20€ y en el que me acuerdo de los 35 que me habría costado dejar el coche en garaje llego por fin al aeropuerto tras el incomodo momento de preguntar que a que terminal... menos mal que era Luftansa y esa está en la 1 y mi coleguita se lo sabía.

- Me quedan 45 minutos.
Nervioso de cojones me pongo a pelearme con la máquina de checking hasta que viene un tipo a ayudarme y entre los dos logramos que la máquina sepa quien coño soy y que quiero, a lo que me contesta que llego tarde y que no me da el billete, vuelvo a recurrir al chaval aquel que señalando a un punto en el infinito me dice que hable con nosequien de Luftansa...

- Me quedan 40 minutos.
Como no tengo tiempo para pelear decido ir en la vaga dirección que me ha indicado a ver si veo a alguien con pinta de poder detener un avión, no se Chuck Norris o Melendi.

Me encuentro con un sitio donde hay gente con maletas y pone Luftansa así que tiro de morro y voy a una ventanilla que parece que estaba cerrando y le cuento la película, me regaña y salimos corriendo a ver si puedo pillar el avión por el camino se me caen un montón de moneditas y la tipa con dos cojones se para ¬¬, la grito que deje las putas monedas y la tipa se parte de risa.

Me quedan 10 minutos.
Me cuelan sin billete y me pasan por el scanner, la tipa me dice a gritos corra a la 14 o a la 40 yo que se pero que valla hacia la izquierda.

Me quedan 5 minutos
llego a la puerta de embarque por los putos pelos, sudando, con la garganta ardiendo, moqueando y sin billete.

Y así niños es como se coge un avión cuando eres yo.

Del fin de semana no diré más que que pillé teta, pero tenia todo el tiempo las preocupaciones de:

a) Mi vecina habrá llamado a la protectora de animales?
b) Andreas tendrá ahora una bonita mancha de humedad con forma de Melendi en el techo?
c) Me habrán cascado una multa?
d) Se habrá llevado el coche la grúa?
e) Habrá caído la madre de todas las nevadas y tendré 20 centímetros de hielo sobre el coche?
f) Mi vecina creerá que he muerto y habrá llamado a todos los hospitales?

Con todo ello pasé un viaje de vuelta de 7 horas poniéndome más y más nervioso y aprendiendo por el camino que en Alemania a veces los trenes van juntos un trozo, luego los separan y cada cacho se va por su lado .

Por no alargarlo más todo bien al final y contando el tren y el taxi me ahorré 10€!

Y llegó el invierno.

Bueno al final ocurrió lo que llevaba semanas esperando, ha empezado a nevar, el viernes pasado cayeron las primeras nieves y yo con la previsión que me caracteriza seguía con los neumáticos de verano, lo que aparte de peligroso es ilegal en este país... después de todo dije que venia a incrementar la tasa de crimen.

El sábado después de hacer la compra y patinar un par de veces por la "capita" de hielo que se había formado decidí que hay que ser muy idiota para no cambiar los neumáticos, localicé una autohaus de ford cerquita y me fuí a por las ruedas, salvo un par de minipatinazos llegué sin problemas y hablé con un tipo que estaba allí y que me explico que estaba cerrado y que abrían el lunes a las ocho... como mola poder chapurrear un poco.

El caso es que el domingo y el lunes cayó nieve para aburrir, o al menos lo que a mi me parece una pasada, podia meter la mano hasta la mitad en la capa de nieve que había sobre el coche :).

Lo que el sabado era un idilico paseo entre paisajes nevados el lunes era un puto infierno helado con rozamiento 0... un fisico habría estado encantado.

El caso es que con la imprudencia y estupidez que me caracteriza cogí el coche y me fui a la autohaus de nuevo, en el primer desvío el coche decidió que para era de débiles y acabé detenido a 10 metros de la linea de detención... como soy un tipo de recursos rápidamente decidí que no podia quedarme detenido en medio de la carretera y que no me quedaban más cojones que seguir con lo que el GPS me tubo que elegir una nueva y pintoresca ruta alejada del ajetreo de las vías principales y de las ruidosas máquinas quitanieves, a la pasmosa velocidad de 20-30 kilómetros por hora acabé en un blanco paraje en el que se sabía que había carretera por los postes que sobresalían a los lado y porque el GPS insistía en que era por ahí, con los yetis cayendo congelados a los lados y dándome cuenta de que soy tan listo que no llevaba teléfono móvil continué con mi aventura de recorrer 10 kilómetros.

Cuando creía que lo peor había pasado me encontré con la madre de todas las cuestas, 10 metros escasos de hielo y odio! en mi vida las he pasado tan putas como subiendo esa cuesta, el coche no avanzaba ni a la de dios y si se calaba el problema es que a ver quien es el guapo que lo saca de ahí sin una grúa, para darle más emoción pronto tenia dos coches detrás mirándome divertidos y un quitanieves arriba del que se bajo el conductor para literalmente darme un empujoncito para salir de la cuesta.

20 minutos estuve en la puñetera cuesta aprendiendo los rudimentos del hielo y la conducción y cagándome en el imbécil que no fue suficientemente previsor como para haber comprado los neumáticos una semana antes.

Resumiendo 500€ de neumáticos pero he dejado de patinar y puedo volver a hacer uso del freno, lo único que casi me da pena no haber podido probar los airbags.

miércoles, noviembre 17, 2010

Sprechen Deutsch

El otro día vino mi casera que solo habla alemán a explicarme que para el biotonen tengo que usar una tierra de gato especial.

El caso es que con mi rudimentario alemán y las ganas que tiene esta mujer de hablar nos pegamos un rato habla que te habla:

- Yo no conduzco en invierno.
- Ya vi que tu coche estaba roto.
- Como te hiciste lo de la puerta?
- Conduciendo mal.

- Aqui está la lavadora.
- Me compré una lavadora y... la cosa que va al lado de la lavadora.
- Ahhh una kjlfsfkj.
- Supongo si.

- Y que tal todo?
- Bien genial
- Todo bien con el piso?
- Si si estupendamente

Me hizo mucha mucha ilusión poder hablar un poco de alemán en conversación normal y en el curro se deben haber dado cuenta porque es la 4 vez esta semana que me preguntan como va mi alemán :)

lunes, noviembre 08, 2010

Disfrutando.

la semana del último post creo que ha sido de las peores que he pasado desde que estoy aquí, me clavaron al lado de un imbécil día tras día y realmente estuve a un tris de liarme la manta a la cabeza y exponer a mis superiores que a ese tipo más pronto que tarde alguien le iba a soltar una ostia.

Aunque sospecho que ellos ya lo saben porque me lo quitaron de encima para mi alivio y tranquilidad personal, también he tenido unas minivacaciones que estoy disfrutando con mi señora que está de visita, por lo que mi ánimo ha dado un giro de 180º en muy poco tiempo y ahora casi no tengo ganas de matar a nadie.

Ya tengo mis libros de alemán nuevos para las clases y mi flamante pasaporte, me queda pendiente pillar un seguro de representación legal y el de responsabilidad civil amén de registrar el coche y comprarle unas bonitas ruedas de invierno.

Como datos curiosos las hamburguesas de 1€ son mucho más grandes que en España y con dos realmente te quedas bien, supongo que eso se lo deben a la competencia ya que aquí es relativamente habitual que pongan "tentenpies" a 1€ en los supermercados y cosas así.

Otra cosa curiosa es que me voy a comprar un roomba y sale 100€ más barato que en España, cada día tengo más claro que nos mean y nos dicen que llueve, mucho como en España pero de momento tengo la sensación de haber estado allí pagando de más por todo.