Mi blog y yo solos en el mundo

pensando en la gente que ama las madalenas

No hay un camino para la paz, la paz es el camino -Ghandi-

Y entonces comprendí porque le llamaban

martes, octubre 21, 2014

El viaje a Noruega.

Odio Noruega, lo odio con toda mi alma sobre todo por la comida o mejor dicho el segundo desayuno, pero este ultimo viaje ha sido el despiporre.

Viajé hacia el norte a visitar a un cliente por expreso deseo de los "compañeros noruegos" en concreto porque K-hell lo pidió.

La conexión Stuttgart Noruega es siempre un coñazo vía Copenhagen, y me lleva como tres o cuatro horas llegar a mi destino, en este caso la llegada fue a las 23:00, cansado y deseando llegar al hotel lo primero que me encuentro es un policía que decide que tengo pinta de drogadicto, traficante o ambas cosas y que hay que registrar mi maleta.

Un segundo policía empeñado en hablarme en noruego pese a que le repito hasta tres veces que el noruego no lo entiendo me lleva a un cuarto aparte para registrarme (afortunadamente nada de cavidades) y preguntarme por todas las modalidades del cáñamo, mientras el primero se queda fuera registrando mis gayumbos como si nunca hubiera tenido unos en la boca mientras le pellizcaban los pezones.

Cuando el que me registra se convence de que no voy drogado me encuentro al otro dándolo todo con la cremallera de la mochila, un par de minutos más de sobarme la ropa y se convence de que no llevo nada así que me desea buenas noches y que ya me puedo ir.

Lo siguiente es literal:

- Bien ya puedes irte.
- Me das tu nombre?
- Mi nombre?, para que?
- Has estado aquí solo manoseando mis cosas, quiero saber a quien tengo que culpar si algo se ha roto, ensuciado o no me pertenece.
- ...
- ...
- Puedes reclamar a aduanas directamente.

Y sale corriendo... repito, el notas, se pira corriendo, a trote cochinero como si acabara de recordar que se ha dejado el "anal intruder" enchufado a 220V.

Así que ahí me quedo con cara de gilipollas y cabreado como una mona.

Pillo un taxi a la salida y como solo pasa en la puta noruega mi Maestro alemana no funciona, ok probamos con la española en la que he metido 300 pavos por si las moscas y por fortuna pitufa, pero cuando llego al hotel ninguna de las dos se anima a funcionar, así que la chica de la recepción en vista de mi cansancio me ofrece arreglarlo al día siguiente, bien por ella.

fundido a negro.

Al día siguiente para variar en noruega la comida a las 11:30 y la misma puta mierda que ponen en el desayuno del hotel es decir pan y movidas para untar en el, lo más contundente un huevo cocido.

A la vuelta al hotel hambriento como una mona, decido que mejor primero arreglo lo del pago, misma película que ayer nada funciona pero esta vez mi interlocutora no parece capaz de entender mi Ingles, pero en un momento determinado me dice que ya esta pagado y que cuando me vaya me darán la factura, que no me preocupe.

Con la mosca detrás de la oreja pero sin poder decir simplemente que eso apesta a mentira, decido que cuando vuelva mañana y pida que me reserven un taxi para ir al aeropuerto la mañana del tercer día voy a pedir que me confirmen que el pago está hecho.

Evidentemente cuando pregunto a la tercera recepcionista me dice que de pagado nada y que tengo que pagarlo a la de ya, probamos con las tarjetas y nada que no tira, le digo ok voy a un cajero y te pago, el cajero tampoco tira, vuelvo oye que no va algún otro cajero? me manda a otro y tampoco tira.

Así que decido llamar directamente a K-hell para que se haga cargo del problema y el notas me dice que vaya al hotel y les diga que lo carguen a mi empresa de allí, así que nada obediente que es uno tiro por tercera vez al hotel y sorpresa que no que eso no lo hacen y que tengo que pagar antes de irme, les digo que si les puedo hacer una transferencia, nop, puedo daros mi cuenta? nop, podeis llamar a mi empresa? nop, que puedo hacer? pagar a la de ya.

Me pongo a llamar a K-hell como si no hubiera mañana pero no me lo pilla.

Total que me subo para la habitación y le pregunto a google lo que la pájara de recepción deberia saber y es donde hay un puto cajero que admita tarjetas internacionales en la puta noruega, mientras camino en busca del cajero sigo llamando al "compañero" al que le ha dado una repentina sordera o un infarto o algo una hora más tarde y sin haber podido contactar a K-hell soy el afortunado poseedor de 4000 NOK pago el puto hotel que ahora si son todo sonrisas gracias y perdonas y me piro a cenar, le mando un sms a K-hell y ahora si 5 minutos más  tarde respuesta...

- Todo arreglado.
- Ah genial, yo estaba cambiando las ruedas del coche.
- ...
- Que pases buena noche.
- ...

Decido cagarme en sus muertos para mi y continuar con mi cena, pago 60 pavos por un filete y tres cervezas y me guardo algo más de 600 NOK para el taxi y comprar algo en el aeropuerto.

Al día siguiente el taxi llega tarde pero a estas alturas ya ni me cabrea lo raro es que se hayan acordado de pedirlo, pero cuando voy a pagar una carrera de unos 10€ con un billete de 500 NOK como unos 50 € me suelta el pollo que no tiene cambio y que si no tengo tarjeta... enserio casi me pongo a llorar.

Por lo demás creo que es un país precioso... hijos de la gran puta.