Mi blog y yo solos en el mundo

pensando en la gente que ama las madalenas

No hay un camino para la paz, la paz es el camino -Ghandi-

Y entonces comprendí porque le llamaban

martes, enero 13, 2015

Mierda blanca.

Los últimos días del año hemos tenido en tierras Teutonas o al menos en las que rodean mi casa la madre de todas las tormentas de nieve.

La nieve que es algo precioso para verla por la tele, las ventanas o mientras practicas alguna actividad lúdico festiva, desgraciadamente es un puto coñazo para todo lo demás.

Como buen Español mi máxima preocupación el día 30 era que aún me faltaban cosas para el comercio y el bebercio de año nuevo. así que la churra y yo decidimos irnos a comprar.

Ahora amiguitos os voy a dar un sabio consejo que espero que valoréis y sobre todo recordéis la próxima vez que por azares del destino tengáis que enfrentaros a un infierno helado cubierto de nieve tras los mandos de vuestro bólido, sea este rosa molón o no.

La puta nieve de los huevos esconde todo tipo de mierdas, así que si por azares del destino encontráis una plaza de aparcamiento con un gracioso bordecito de nieve, justo enfrente del sitio al que os dirigís, antes de intentar siquiera aparcar pensad que igual es un puto agujero de tierra y odio del que sacar la rueda delantera derecha os va a llevar 2 horas a -5 grados y 283€ por el servicio de grúa.

De nada.