Mi blog y yo solos en el mundo

pensando en la gente que ama las madalenas

No hay un camino para la paz, la paz es el camino -Ghandi-

Y entonces comprendí porque le llamaban

lunes, febrero 16, 2015

1984

Si habéis leído 1984, os sonará el concepto de neo-lengua, y si no, no os preocupéis que yo os lo explico, en el mundo distópico de la novela, el partido, trata de controlar el lenguaje, de manera que el ministerio del amor, en realidad se ocupa de torturar y en el de la paz llevan los temas relacionados con la guerra. Tras esta idea, subyace un tema importante, y es que las palabras, o mejor dicho los nombres que damos a las cosas tienen poder.

En la novela se plantea por ejemplo, que si no existiera la palabra justicia, nadie podría reclamar justicia, o aun mejor, si no existe la palabra injusticia, nadie podrá denunciarla, la primera vez que leí esto, me pareció simplemente brillante, y supongo que no solo a mí, porque hace años que la neo-lengua se aplica en nuestro día a día.

Quien no ha oído hablar por ejemplo, de la fuga de cerebros, o de los exiliados económicos? y es curioso, porque ya existía una palabra para denominar a toda esa gente, emigrantes, así que la pregunta es por que no se usa emigrantes cuando describe perfectamente la situación?

Hay muchas respuestas posibles, pero personalmente me quedo con que al no llamar emigrantes a la gente que se va de España, los problemas que puedan tener en sus nuevos países se desvinculan de los problemas de los que entran a nuestro país.

Hablando en plata, es una manera de poder decir que Hassan que recoge fresas en Almería no tiene ni los mismos derechos, ni las mismas obligaciones, ni similares problemas sociales que Juanjo Lozano de 25 años ingeniero industrial, exiliado económico.

Pero acaso no necesitan los dos aprender el idioma del país de acogida?, no necesitan ayuda para la integración? no tienen los dos derecho a un salario digno, al acceso a una vivienda y a la sanidad?

Para poder negar esos derechos a Hassan y al mismo tiempo, poder reclamarlos para Juan, es necesario que Hassan y Juan sean distintos, por eso es importante la neo-lengua y que Juan no sea un emigrante como Hassan sino un cerebro fugado, un aventurero o incluso un joven preparado en busca de oportunidades, porque Juan ES mejor que Hassan.

Lo mismo pasa con la clase media y los obreros, hace tiempo, todo aquel que poseía fabricas o negocios con empleados era considerado burgués, no en un sentido peyorativo, sino de clase, mientras que todo aquel que tenía que trabajar para otro, o mejor dicho todo aquel que tenía que aportar su fuerza de trabajo para conseguir que otros le pagaran por ello, era considerado obrero.

De manera que para poder negar sus derechos a una parte de la población sin que una inmensa mayoría lo viera como un atentado a sus propios derechos, era necesaria una nueva clasificación.

Esta nueva clasificación por supuesto es la clase media, que no es más que obreros divididos en función de sectores y salarios, así se consigue que el dependiente sienta que el nada tiene que ver con el camarero o el trabajador de la fabrica, permite también, que el oficinista se sepa mejor que el trabajador manual, aunque los dos depende del salario que reciben y tengan problemáticas similares, (desempleo, pensiones, discriminación...)

No solo eso, sino que la clase media es una ambigüedad suficientemente grande como para permitir que todo aquel que sea capaz de subsistir se considere parte de ella y estar de esa manera un peldaño por encima de la clase baja, otra ventaja para quienes se aprovechan de este sistema es que liga inequívocamente a la persona con el salario, al considerar que la pertenencia o no a esa clase media, va en función del dinero que ganes sin llegar nunca a especificar en que punto se pone el límite.

Lo que se ha conseguido con esto es hoy en día evidente, individualismo, codicia y la ausencia total de conciencia de clase, porque si, se puede tener un iPhone, un macbook, un coche potente y seguir siendo un obrero de mierda, tanto en cuanto a que tus problemas son los mismos que los de cualquier otro trabajador desde el momento que si no tienes curro y nadie te contrata estás jodido.

Por ultimo y para ir acabando el tocho explicar que todo esto, viene a cuento de una conversación con un chaval aquí en Alemania, topografo, que vive en un piso de empresa compartido con varias personas cuya respuesta automática cuando le comenté que en Alemania los "Handwerker" (trabajadores manuales) están mal considerados, pero que se ganan bien la vida, me respondió, hombre yo soy topografo eso está por encima de los trabajadores manuales.