Mi blog y yo solos en el mundo

pensando en la gente que ama las madalenas

No hay un camino para la paz, la paz es el camino -Ghandi-

Y entonces comprendí porque le llamaban

lunes, octubre 24, 2016

Yo estoy gordo porque no discuto

No se cuantas veces empiezo diciendo cosas como la gente creé, la gente piensa que soy así o asá. Cuando en realidad debería decir las gilipolleces que algunos creen que se ajustan a mi comportamiento, me hacen sentir de esta o de aquella manera.

Una de las cosas que la gente piensa, es que a mí, me gusta discutir, y no es verdad, a mí, me gusta hablar, intercambiar información y hechos, me gusta desafiar y que me desafíen con información y argumentos, pero desgraciadamente, la inmensa mayoría de las veces acabo en discusiones circulares y con algún adjetivo nuevo, pesao, machista, agresivo o cualquier otra boludez que desvíe la atención del hecho de que quizás mi interlocutor no ha dicho más que tonterías o que mis argumentos puede que fueran correctos.

Pero como decía al principio, eso no me parece importante, importante me parece como me hace sentir, y es, por definirlo en una palabra, frustrado.

Me siento impotente e incomprendido, como es posible que no se ciñan a lo que saben o lo que no, me resulta un misterio, pero pasa, y no puedo hacer nada para evitarlo, así que he decidido que se acabó, voy a romper el círculo y no discuto más, voy a intentar dar simplemente los datos y mi opinión y se acabó, ni un solo pero más.

Va a ser complicado para mí, pero es que no lo aguanto más, si las personas no quieren repensar sus creencias no es mi puto problema